Milanesa de Hígado de Res en costra de guineo verde!!


Ingredientes:

  • 200 grs. hígado de res
  • 1 huevo batido
  • 50 grs. harina de pan para rebozar
  • 1 taza leche para macerar el hígado
  • al gusto Sal y orégano
  • 1/2 pimentón rojo
  • 1 cebolla morada
  • al gusto Queso mozzarella
  • 200 ml. aceite de oliva
  • 2 guineos verdes
Preparación:

 1. En una taza añadir la leche y colocar las dos porciones para sacar amargor y darle jugosidad al hígado, reservar.

 2. Pasados 30 minutos retirar el hígado de la leche, escurrir bien en papel absorbente y secar.

 3. Preparar harina de pan con paprika y finas hierbas al gusto, esto incluye orégano, tomillo, laurel, albahaca, romero, eneldo y manzanilla o las hierbas que más les guste. Mezclar bien.

 4. Batir el huevo y meter el hígado previamente condimentado con sal al gusto, empapar bien por ambos lados.

 5. Luego rebosarlo en la harina de pan preparada con las hierbas.

 6. Calentar bien el aceite en un sartén y freír las dos piezas de hígado bien por ambos lados.

 7. Retirar del fuego y colocar en papel absorbente para retirar excesos de aceite, al mismo tiempo añadir el queso mozzarella, reservar.

8. En un sartén con una cucharadita de aceite de oliva sellar la cebolla cortada en plumas y el pimentón rojo en cuadritos, añadir sal al gusto y 1 cucharada de azúcar para caramelizar, cuando comience a dorar la cebolla bajar del fuego y de inmediato añadirla encima de la mozzarella, espolvorear orégano, se puede ver en la fotografía, reservar. Puedes tapar o meterla en el microondas mientras haces las costras (patacones).

9. Quitar la piel a los guineos verdes y freírlos en aceite abundante bien caliente, con cuidado de no quemarse hasta cuando estén doraditos.

 10. Retirar del fuego y colocarlos en papel absorbente para quitar excesos de aceite. Colocar cada guineo en una bolsa plástica y con la ayuda de un plato (uso el sistema antiguo, ahora hay pataconeras, jajajajjaa...) aplastarlos.

 11. Llevar nuevamente al fuego, y esperar que estén, la textura debe ser crocante, escurrir en papel absorbente los excesos de aceite.

 12. Hacer una abertura en el costado de la costra y meter la milanesa de hígado, espolvorear sal y orégano.

 13. Unas gotas de limón y.... a comer.


 Fuente: https://cookpad.com



Comentarios